Saltar al contenido

Recuperación postoperatoria en veterinaria: Cuidados para mascotas

marzo 8, 2024

Cuando nuestras mascotas se someten a una cirugía, es importante brindarles los cuidados adecuados durante su recuperación postoperatoria. La recuperación postoperatoria en veterinaria es un proceso crucial para asegurar que nuestras mascotas se recuperen de manera óptima y vuelvan a su estado de salud normal. En este artículo, te daré algunos consejos sobre los cuidados postoperatorios recomendados para ayudar a tu mascota a tener una recuperación exitosa.

Cuidados postoperatorios recomendados

Reposo estricto

Uno de los cuidados más importantes durante la recuperación postoperatoria es asegurar que tu mascota tenga un reposo estricto. Esto significa limitar su actividad física y evitar que realice movimientos bruscos o excesivos. El reposo ayuda a que las heridas quirúrgicas cicatricen adecuadamente y previene complicaciones. Es importante seguir las indicaciones del veterinario en cuanto al tiempo de reposo necesario para cada tipo de cirugía.

Evaluación de la respuesta a la cirugía

Es fundamental evaluar la respuesta de tu mascota a la cirugía durante su recuperación postoperatoria. Observa si hay signos de infección en la herida quirúrgica, como enrojecimiento, hinchazón o secreción. También debes estar atento a cualquier cambio en el comportamiento de tu mascota, como falta de apetito, letargo o dificultad para respirar. Si notas algún síntoma preocupante, debes comunicarte de inmediato con tu veterinario.

Rehabilitación y fisioterapia adecuada

Dependiendo del tipo de cirugía que haya tenido tu mascota, es posible que necesite rehabilitación y fisioterapia para recuperar su movilidad y fuerza. La fisioterapia puede incluir ejercicios específicos, masajes y terapias como la electroestimulación. Es importante seguir las recomendaciones del veterinario y trabajar con un profesional especializado en rehabilitación veterinaria para asegurar que los ejercicios y terapias sean adecuados para tu mascota.

Movilización de las articulaciones

En algunos casos, es necesario realizar ejercicios de movilización de las articulaciones durante la recuperación postoperatoria. Estos ejercicios ayudan a prevenir la rigidez y la pérdida de movilidad en las articulaciones. Es importante realizar estos ejercicios de manera suave y gradual, siguiendo las indicaciones del veterinario. Siempre ten en cuenta el nivel de comodidad de tu mascota y detente si muestra signos de dolor o incomodidad.

Ejercicios recomendados

Ejercicios para favorecer la plasticidad neuronal

La plasticidad neuronal es la capacidad del sistema nervioso para adaptarse y recuperarse después de una lesión. Algunos ejercicios que pueden favorecer la plasticidad neuronal en tu mascota incluyen caminar sobre superficies irregulares, como cojines o colchonetas, y realizar movimientos coordinados como subir y bajar escalones. Estos ejercicios estimulan el sistema nervioso y ayudan a mejorar la coordinación y el equilibrio.

Movimientos pasivos para prevenir contracturas

Los movimientos pasivos son aquellos en los que tú realizas los movimientos por tu mascota sin que ella haga ningún esfuerzo. Estos movimientos ayudan a prevenir la aparición de contracturas musculares y mantienen la flexibilidad de las articulaciones. Puedes realizar movimientos suaves de flexión y extensión en las patas de tu mascota, asegurándote de no forzar los movimientos y deteniéndote si tu mascota muestra signos de incomodidad.

Estimulación de las almohadillas palmares y plantares

Las almohadillas palmares y plantares de las patas de tu mascota pueden volverse sensibles después de la cirugía. Para estimular estas áreas y promover la circulación sanguínea, puedes realizar masajes suaves en las almohadillas con movimientos circulares. Esto ayudará a que las almohadillas se fortalezcan y se recuperen más rápidamente.

Realización de masajes activos

Los masajes activos son aquellos en los que tu mascota participa activamente moviendo su cuerpo. Estos masajes ayudan a relajar los músculos y mejorar la circulación sanguínea. Puedes realizar masajes suaves en el cuello, pecho y brazos de tu mascota, utilizando movimientos circulares y de amasamiento. Asegúrate de no aplicar demasiada presión y detente si tu mascota muestra signos de incomodidad.

Otros cuidados importantes

Masajes suaves en el cuello, pecho y brazos

Además de los masajes activos, es importante realizar masajes suaves en el cuello, pecho y brazos de tu mascota. Estos masajes ayudan a relajar los músculos y aliviar la tensión. Puedes utilizar movimientos suaves y circulares, aplicando una presión ligera. Los masajes también pueden ser una forma de fortalecer el vínculo entre tú y tu mascota durante su recuperación.

Suelo antideslizante

Para prevenir caídas y lesiones durante la recuperación postoperatoria, es recomendable utilizar un suelo antideslizante en las áreas donde tu mascota pasa la mayor parte del tiempo. Esto ayudará a que tu mascota tenga una mejor estabilidad al caminar y evitará que se resbale. Puedes utilizar alfombras antideslizantes o colocar cintas adhesivas antideslizantes en el suelo.

Máximo reposo

Recuerda que el reposo es fundamental durante la recuperación postoperatoria. Asegúrate de proporcionar a tu mascota un lugar tranquilo y cómodo donde pueda descansar sin interrupciones. Evita que tu mascota realice actividades físicas intensas o salte sobre muebles u objetos altos. El reposo adecuado ayudará a que las heridas quirúrgicas cicatricen correctamente y promoverá una recuperación más rápida.

Ejercicios 3 veces al día

Es importante realizar los ejercicios recomendados por el veterinario al menos 3 veces al día. Esto ayudará a mantener la movilidad de tu mascota y acelerará su recuperación. Establece una rutina de ejercicios y asegúrate de seguir las indicaciones del veterinario en cuanto a la duración y la intensidad de los ejercicios.

La recuperación postoperatoria en veterinaria requiere de cuidados especiales para asegurar que nuestras mascotas se recuperen de manera adecuada. El reposo estricto, la evaluación de la respuesta a la cirugía, la rehabilitación y fisioterapia adecuada, y la movilización de las articulaciones son algunos de los cuidados postoperatorios recomendados. Además, es importante realizar ejercicios para favorecer la plasticidad neuronal, movimientos pasivos para prevenir contracturas, estimulación de las almohadillas palmares y plantares, y masajes activos. No olvides brindar otros cuidados importantes como masajes suaves en el cuello, pecho y brazos, utilizar suelo antideslizante, asegurar máximo reposo y realizar ejercicios 3 veces al día. Siguiendo estos cuidados, estarás ayudando a tu mascota a tener una recuperación exitosa y a volver a su estado de salud normal.